• Workbox

3 formas en que el trabajo remoto puede funcionar para ti después del Covid_19.


La aparición del virus COVID-19 ha creado una cadena de cuidado y prevención mundial que impacta a las compañías también, pues autoridades mundiales de la salud como la OMS han recomendado acciones de trabajo flexible o teletrabajo para continuar con las actividades productivas de las empresas, pero de manera remota, ya que el distanciamiento social es una medida de prevención vital para frenar este virus que es muy contagioso.


Entonces, debería surgir la pregunta para el sector productivo, si estas nuevas formas de trabajo ofrecen otras ventajas, además de prevenir la propagación del virus.

En muchos países como en Honduras, los gobiernos han establecido una cuarentena obligatoria, que implica evitar salir de casa, solo para comprar alimentos o medicamentos, para prevenir una epidemia de este virus, que se transmite como cualquier resfriado, pero es altamente contagioso.


La contención de esta emergencia de salud pública ha implicado que muchas empresas hayan establecido horarios flexibles de trabajo o modalidad de trabajo desde casa para cumplir con las recomendaciones de prevención del virus. Pero estas modalidades flexibles de trabajo son relativamente nuevas y aún generan opiniones diversas sobre su conveniencia. Te hablaremos de 3 formas en que el este nuevo trabajo remoto puede funcionar para ti, o tu empresa.


1. Autonomía

Probablemente es la ventaja más evidente del trabajo remoto. La libertad para organizar el tiempo que se dedica al trabajo aumenta, lo que conlleva disponer de más espacio para disfrutar de otras facetas de la vida, como las aficiones, deporte en casa o las amistades.



Para muchas personas, el trabajo remoto puede suponer una ocasión única para conciliar la vida profesional con la familiar, algo que puede resultar de enorme valor.

Dicha autonomía puede permitir también utilizar formas mixtas de teletrabajo, como por ejemplo iniciar la jornada laboral en casa y desplazarse al puesto de trabajo en horarios en los que el tráfico esté menos congestionado; o también situar tu centro de trabajo en distintos lugares.


2. Ahorro de movimiento

En Tegucigalpa por ejemplo, trasladarse al centro de trabajo puede consumir varias horas cada día. Al no tener que desplazarse al lugar de trabajo, se ahorra una gran cantidad de tiempo que se puede dedicar a otros menesteres. Además, se economizan gastos derivados del desplazamiento, tanto el vehículo privado como en el transporte público cuestan dinero, se reduce el estrés y se contamina mucho menos. Tu bolsillo, tu salud y el planeta te lo agradecerán.



3. Aumenta la productividad

Las ventajas que ofrece el trabajo remoto deberían mejorar el estado de ánimo, lo que podría generar un aumento de la productividad si el trabajo a distancia se estructura con sentido. Aunque no es una regla estricta, el teletrabajo encontrará frecuentemente su mejor hábitat en el trabajo por objetivos, por lo que trazarlos bien puede suponer un aumento importante en el rendimiento.



Un informe de la consultora Deloitte publicado en marzo de 2020, destaca cómo la resiliencia o capacidad de adaptación de las empresas está actuando en el contexto de la epidemia de COVID-19 como un filtro decisivo para diferenciar cuáles podrán superar esta crisis y qué organizaciones se quedarán por el camino.


El trabajo remoto ha venido para quedarse.


Los trabajadores ya demandaban mayor flexibilidad para trabajar desde casa antes de la crisis. Este experimento forzoso del coronavirus servirá para que los directivos pierdan el miedo a la normalidad virtual y comprueben empíricamente la relación del trabajo remoto con la eficiencia y la productividad.

0 vistas

© 2017 por Workbox.

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon